¿De que podrían estar hechos los E.T. y de que se alimentarían?. ¿Cuál será el futuro de la humanidad?

Alguien proponía en determinado grupo de “Facebook” lo siguiente: Suponiendo que seres físicos de otros planetas nos están visitando … sean cuales sean sus intenciones, y dando por sentado que utilizan una fuente de energía infinita como la electromagnética, lo que no llego a imaginar es de que se alimentan estos seres.

 

Solo voy a hacer algo de especulación de la mano de nuevos descubrimientos científicos en nanodispositivos, materiales, etc. El caso es que como divagación y mero acto espèculativo está mejor hilvanado que muchas teorías que corren por la red (muchas francamente hilarantes) pero ya se sabe amigo mío…. FERE LIBENTER HOMINES, ID QUOD VOLUNT, CREDUNT (La gente casi siempre cree de buena gana lo que quiere). Julio César. Sin olvidar por aquello de poner dos velas, una a dios y otra al diablo que “la realidad oculta es muy incómoda y la gente prefiere fantasear con que es una fantasía”. ¡Toma Ya!

  Apunto hacia la la posibilidad de que quizás debamos de estar abiertos a que esas  inteligencias extraterrestres sean de una naturaleza totalmente inesperada e incluso  que resida en mundos donde no pueda existir vida biológica, ya que su naturaleza no  sería esa aunque sí lo hubieran sido en origen.

Podríamos hablar de consciencias en máquinas avanzadas u otro tipo de soportes  desconocidos, inmunes a las limitaciones de un cuerpo animal.

Para una civilización realmente avanzada, no sería descabellado pensar en seres  sacados de la ciencia ficción, como los replicantes de Blade Runner, HAL, Data de  Star Trek (TNG) e, incluso, de un universo en parte parecido a lo descrito en la  película Matrix.

 

Si quisiesemos enviar expediciones realmente lejos y en singladuras espaciales azarosas, nuestros mejores astronautas serían androides o máquinas inteligentes a las que quizán para aproximarnos a otras entidades biológicas diseñariamos para que tuviesen una apariencia “asumible” para los contactados.

 

De hecho, en Silicon Valley se originó el movimiento entropiano (Entropía, ver leyes de la termodinámica), que auguraba la inmortalidad al transferirse la personalidad, conocimientos y recuerdos a un soporte informático cuando acabase su ciclo el cuerpo físico. Aún está pendiente para ello el completo mapeado cerebral con todo lo que nos conforma y hace únicos, pero como la secuenciación del genoma solo es cuestión de tiempo y de asignación recursos.

 

  Tiene bastantes seguidores tanto en Silicon Valley donde se origino como entre los estudiantes y algunos docentes e investigadores del MIT. Hasta ahora una locura pero que empieza a hacerse posible con nuestro actual nivel de avance tecnológico. Así que la naturaleza de ese contacto puede ser lo más asombroso y probablemente desquiciante para los que no sean los suficientemente abiertos de mente.

 

Ampliemos:

El basamento tecnológico del acceso a la inmortalidad de la personalidad, la conciencia, los recuerdos y el ego se basan en el descubrimiento de transistores orgánicos capaces de comportarse de una forma parecida a la de una neurona biológica. Construidos a partir de nanoparticulas de oro y  moléculas de pentaceno, los nuevos NOMFET (Nanoparticle Organic Memory Field-Effect Transistor) basan su funcionamiento en una propiedad neuronal llamada plasticidad, que modula la percepción de los estímulos con el medio.

 

Básicamente, se ha demostrado que las cargas eléctricas que fluyen a través de una mezcla de un semiconductor orgánico y nanopartículas metálicas pueden comportarse de la misma manera que los neurotransmisores que se desplazan a través de una conexión sináptica en el cerebro.

 

  El proceso de comunicación entre dos neuronas mediante la  transmisión de impulsos eléctricos se denomina plasticidad, y puede  entenderse como una especie de “efecto memoria”. Esta  característica es la que permite a una neurona biológica  “aprender” a  asociar un estímulo que recibe con un estado particular de la salida. A  medida que el proceso se repite una y otra vez, la neurona va  optimizando su funcionamiento y cada vez es más eficiente  generar  una respuesta frente a  un estímulo que ya conoce.

 

En realidad, el nuevo NOMFET no hace nada que un circuito  electrónico más complejo no pueda hacer, sino que la innovación  reside en que un solo componente hace todo el trabajo. Hasta ahora, para imitar esta plasticidad, eran necesarios siete transistores CMOS (“complementary metal-oxide-semiconductor”), una de las tecnologías utilizadas masivamente para fabricar microprocesadores y memorias.

 

Cuando se convierta en un dispositivo práctico y disponible en grandes cantidades, el nuevo transistor orgánico permitirá construir una revolucionaria generación de ordenadores cuyo modo de funcionamiento se parecerá mucho al de un cerebro vivo. Estas verdaderas “redes neuronales” basadas en los NOMFET podrán resolver problemas que a los ordenadores de silicio históricamente les han resultado difíciles de abordar, como el reconocimiento de imágenes o del habla humana.

 

El cerebro humano contiene 10.000 veces más sinapsis que neuronas, lo que significa que si los científicos quieren desarrollar circuitos capaces de imitar el trabajo de nuestro cerebro necesitan desarrollar un dispositivo a nanoescala con un consumo de energía tan bajo como el de una sinapsis. Esto ha impulsado la investigación de los dispositivos sinápticos a nanoescala.

 

Se cree que el NOMFET puede  “conducirnos a sistemas tan flexibles que puedan ser programados mediante el  aprendizaje”.

 

Link:

 

http://www.nanowerk.com/spotlight/spotid=14495.php

 

Todo esto es parte de un sueño que viene de antiguo.

En 1936 un ingeniero inglés de 22 años presentó, como parte de una tarea de un curso que recibía en la Universidad de Cambridge, el diseño de una máquina extraordinaria, conocida desde entonces como la máquina de Turing ( el nombre de este joven ingeniero).

 

 La máquina de Turing era enteramente diferente a todas las máquinas de la  revolución industrial que le habían precedido, porque no trabajaba sobre  procesos materiales sino sobre procesos de información. Estando construida  con elementos totalmente materiales. Producía resultados eminentemente  intelectuales, más propios de una ” cosa pensante” que de una “cosa extensa”.  Ahora finalmente, en la computadora digital de propósito general, era posible  mostrar cómo la materia podía producir el pensamiento”.

 

Ahora la tecnología empieza a hacerlo tangible:

 

 

http://www.muyinteresante.es/nobel-de-fisica-para-los-descubridores-del-grafeno

 

  Existe un libro especialmente recomendable llamado “La Era de las Máquinas Espirituales” (The Age of Spiritual Machines) es un libro de Ray Kurzweil (1998), de gran contenido filosófico, tecnológico, informático y científico que habla de la historia de la evolución y su relación con la vida natural y la tecnología, así como el papel del hombre en la historia de ésta útima y de la informática y el futuro de la misma en su evolución hacia la relación hombre-máquina.

 

El libro está dividido en tres partes y un epílogo y se describe el protagonismo de la evolución tecnológica:

 

1ª parte: Se da a conocer el concepto de la teoría de la evolución y su aplicación en la inteligencia tanto humana como artificial. Para ello se comprende la naturaleza exponencial del tiempo de acuerdo con la Ley de Moore, a través de la historia de la Humanidad, para, así, dar lugar a la formación de una nueva inteligencia en la Tierra.

 

2ª parte: Se da a entender cómo es la limitación humana presente en los siglos XX y XXI y el papel de los cálculos y datos procesados en el hombre y la computadora, así como los avances tecnológicos que abren nuevos caminos para la integración hombre-máquina, aunque también se da a la luz las implicaciones y limitaciones de las computadoras en el contacto social con la Humanidad en 1999.

 

3ª parte: Avances futuros en la informática y en su aplicación con el hombre, aplicables para los cien años posteriores a 1999; con ello se demostrará con hechos (a modo de predicción, explicados por el autor) que la computadora será parte inalienable de la Humanidad, aunque no exenta de debates de diversa índole en todos los aspectos.

 

El epílogo contiene una reflexión acerca del papel que juegan las leyes de la evolución en el campo de la inteligencia artificial y de un posible destino de la inteligencia en el control del Universo.

 

Aunque el autor ha escrito todo el libro y en parte es explicado de manera personal por Kurzweil, no deja de sorprender una conversación a lo largo del contenido del libro en forma de entrevista con un personaje ficticio que probablemente sea el propio autor, del que revela su nombre al final (Molly).

 

En el siguiente enlace os ruego que echeis un vistazo al apartado: “Predicciones sobre los avances sucesivos de la tecnología”:

 

Link:

 

http://es.wikipedia.org/wiki/La_era_de_las_m%C3%A1quinas_espirituales

 

Otro enlace a un artículo de prensa sobre el autor:

 

http://edant.clarin.com/diario/2008/03/27/conexiones/t-01636940.htm

 

A continuación (en inglés) un enlace con información al proyecto “Blue Brain” que pretende que el futuro podría ser como los propuestos en Matrix o Terminator. En cambio,  si las máquinas no se rebelan, podríamos llegar a ser inmortales y todo los problemas de la humanidad se solucionarían.

 

http://bluebrain.epfl.ch/

 

Interesante documento- ¿Será el futuro de la humanidad convertirse en androides?.

 

http://www.diegolevis.com.ar/secciones/Articulos/santiago_koval1.pdf

 

Fantaseando sobre esto, he encontrado un cuento de Isaac Asimov titulado “La última pregunta” que os puede sorprender:

 

http://ciudadanodelmundo.espacioblog.com/post/2007/02/17/la-ultima-pregunta-isaac-asimov

 

Otro interesante enlace del Biólogo Nasif Nahle:

 

http://biocab.org/Biological_Death_sp.html

 

Hala, ya hay tema para debatir si quereis…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mis desvaríos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s